20. Juni 2014 · Kommentare deaktiviert für Frontex am EU-Zaun Melilla: Racial Profiling gegen Flüchtlinge! · Kategorien: Marokko, Spanien · Tags:

Frontex ist am EU-Grenzzaun präsent.

Nachdem die Presse gestern die Falschmeldung verbreitete, dass Frontex auch in Zukunft nicht an der Grenzsicherung der spanischen Enklaven in Nordafrika – in Ceuta und Melilla –  beteiligt ist, erscheint heute ein Artikel in der Internet-Zeitung „El Faro Digital“, in dem nicht nur über die Präsenz von Frontex am EU-Zaun, sondern auch über deren illegale Praktiken an den Grenzübergängen von Melilla berichtet wird. Demzufolge ist es Aufgabe der Frontex-Polizisten, im kleinen Grenzverkehr diejenigen Flüchtlinge herauszufischen, die sich als MarokkanerInnen verkleiden und mit geliehenen Pässen von MarokkanerInnen aus der angrenzenden Region visafrei nach Melilla gelangen wollen.

In dem Artikel heisst es, dass sich die Massnahme vor allem gegen subsaharische Flüchtlinge richtet. Stattdessen ist aber anzunehmen, dass syrische Flüchtlinge im Fadenkreuz stehen. Sie gelangten auf die beschriebene Weise zu Hunderten nach Melilla wie auch nach Ceuta und protestieren in den Enklaven seit Monaten gegen die verhinderte Weiterreise nach Europa. Anhand der Kontrolle der marokkanischen Pässe der GrenzgängerInnen kann die grenzüberschreitende Flucht nach Europa – an den offiziellen Grenzübergängen – nicht erkannt werden:

Allein durch illegales Racial Profiling sollen Flüchtlinge an den Grenzübergängen von Melilla (und Ceuta?) aufgespürt werden. Offensichtlich wird Frontex dort gebraucht, nicht nur um diese Praktiken selber durchzuführen (wie im Zeitungsartikel heute berichtet), sondern auch, um diese Praxis in der spanischen Polizei und bei den spanischen Paramilitärs durchzusetzen.

http://elfarodigital.es/melilla/sociedad/

 

La Policía detecta a subsaharianos maquillados para ‘colarse’ en Melilla

Utilizan gorras y capuchas que les cubren el rostro para entrar por Farhana  o por Barrio Chino.

La Policía Nacional ha detectado una nueva práctica utilizada por los inmigrantes subsaharianos para ‘colarse’ por los pasos fronterizos de Melilla. El último caso se dio el pasado miércoles, cuando agentes del puesto de Farhana detectaron a un subsahariano con la cara y las manos maquilladas que intentaba confundirse entre los trabajadores marroquíes que cada día atraviesan la frontera para entrar en Melilla.

También optan, según han explicado a El Faro fuentes de la Unión Federal de Policía (UFP), por vestirse como los marroquíes, con gorras y capuchas que les cubren el rostro y camisas con las solapas hacia arriba. “Se meten en los tornos y entran en Melilla. En cuanto les piden la documentación echan a correr. Alguno se ha colado ya de esta forma”, señalan.

Los pasos fronterizos más vulnerables están siendo Farhana y Barrio Chino. “Es muy difícil controlar una frontera por donde entran cada hora a la ciudad entre 2.000 y 3.000 personas procedentes de Marruecos”, apuntan desde el Sindicato Unificado de Policía.

Además, el portavoz del SUP añade que juega a favor del inmigrante que se camuflan para colarse por la frontera el hecho de que el trabajo de los policías de Extranjería sea monótono y no esté reconocido ni catalogado (sin remuneración especial). “Te cansas de mirar documentación en una frontera flexible que no se puede cerrar por el negocio atípico que existe con el país vecino”, recalca.

La evolución de la estrategia

La nueva táctica de los subsaharianos de ‘colarse’ aprovechando la muchedumbre, por ejemplo, de los porteadores en Barrio Chino, la estrenó (mediáticamente) la semana pasada una madre subsahariana que atravesó la frontera de Barrio Chino oculta entre los porteadores con un niño pequeño que dijo que era su bebé.

Una vez en territorio español, la Policía Nacional se dio cuenta, por motivos obvios, de que era subsahariana, pero al llevar un niño en brazos optó por dejarla en Melilla.

Ese mismo día lo intentó otra mujer de origen subsahariano por el mismo paso fronterizo, pero fue devuelta a territorio marroquí.

Los subsaharianos han tomado nota de la estrategia de los menores no acompañados (menas) que suelen ‘colarse’ a la carrera en Melilla, aprovechando el más mínimo despiste de la Policía Nacional de la frontera.

Hasta ahora, los inmigrantes procedentes del África Subsahariana tenían un abanico cerrado de posibilidades para entrar de forma irregular en Melilla, pero son justo ellos los que más han innovado. A los saltos a la valla y la entrada en pateras, los subsaharianos han sumado en los dos últimos años los coches y motos kamikazes, utilizados por primera vez en enero de 2012 en los pasos fronterizos de Beni Enzar y Farhana.

Luego pasaron a entrar en Melilla ocultos en dobles fondo de vehículos y ahora se apuntan a la ‘moda’ del camuflaje y el maquillaje, que entraña un menor riesgo que el de saltar la valla y correr el riesgo de ser devueltos a sus países.

Frontex destina varios agentes al paso de Beni Enzar

La Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión (Frontex) ha enviado a varios agentes al puesto fronterizo de Beni Enzar, según han avanzado a El Faro fuentes policiales.

La noticia llega justo después de que el presidente del Comité de las Regiones de la UE, Ramón Luis Valcárcel, solicitara en Bruselas el pasado 11 de este mes a la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, que enviara como refuerzo unidades de intervención rápida (Rabit) a la ciudad para frenar la presión migratoria.

Los agentes del Frontex que están trabajando actualmente en Beni Enzar se están dedicando al control de documentación.

Para la Unión Federal de Policía el envío de agentes no es suficiente y exige al Frontex que abra una oficina permanente en Melilla. “Nosotros entendemos que también hace falta que el Frontex esté en la valla. Eso demostraría que Europa ha decidido implicarse y ver ‘in situ’ lo que está pasando en Melilla”, añadió el portavoz de UFP.

En su opinión, la frontera que separa la ciudad de Marruecos debe ser defendida por efectivos del Frontex. UFP criticó además que el número de policías que se necesita en Melilla sólo se mida atendiendo al dato de población y al índice de criminalidad. “También hay que tener en cuenta que tenemos la frontera”, dijo.

Estrategias
Maquillaje y disfraces

La Policía Nacional ha detectado a subsaharianos con la cara y las manos maquilladas, intentando confundirse con marroquíes en los pasos fronterizos de Farhana y Barrio Chino. También se visten como los marroquíes, con gorras y capuchas que les cubren el rostro y camisas con las solapas hacia arriba. En cuanto los agentes les piden la documentación, echan a correr hacia Melilla

Otros métodos
Vehículos kamikazes y dobles fondos de coches

Además de los asaltos a la valla y la llegada en patera, los inmigrantes subsaharianos también han recurrido al uso de coches y motos kamikazes con los que se saltan los controles policiales a la carrera. Esconderse en dobles fondos de vehículos es otra de las estrategias utilizadas.

Tácticas
Con bebés anclas

Los subsaharianos son los inmigrantes que más han usado ‘bebés’ anclas para entrar en patera o por la frontera.

Kommentare geschlossen.